Mandu Casanova 60

Hoy, dispuesto a probar algo nuevo y con la costumbre de meter la pata, finalmente he acabado muy relajado.

Bajando por la calle Casanova me encontré con esta peluquería china.

Al entrar se levanta un chino y me pregunta si quiero masaje. Le respondo que si y seguidamente se levanta una señora grande (en todos los sentidos) y me temo lo peor.

Su gran tamaño cubría a una joven y bonita masajista china sentada en una silla giratoria. Esta se levantó y me acompañó a una cabina.

Mientras me desvestía, ella preparaba la camilla con agujero para la cara. Me tumbo boca abajo con calzoncillos y empieza la sesión de masaje chino.

Antes de empezar el masaje me pregunta si lo quiero suave o fuerte. Le respondo que medio y se pone a ello.

Durante todo el masaje utilizó mucho aceite, el cual me resultó muy placentero (nada que ver con los masajes de muchas otras peluquerías chinas).

Empezó por la espalda, y antes de continuar por la zona baja, me preguntó si quería masaje en los glúteos. Tras mi aprobación, me sacó los calzoncillos y continuó con el masaje.

Al girarme me tapó ahí y siguió el masaje en la cabeza, pecho y piernas. Fue muy excitante ya que la toallita con la que me tapaba se movía y las pasadas de manos eran muy mañosas.

Finalmente acabó la sesión de masaje sin FF pero fue un masaje de 1 hora muy completo.